30 de julio de 2017

VIDEO Transandalus

Este es el video de la Transandalus, es un pedazo donde no hay mucha información salvo para recordarlo con el tiempo.

19 de julio de 2017


Fin de semana redondo, a la ida, en el avión conozco a Ramón un Lleideta afincado en Sitges y que por la corta conversación que tenemos ya veo que es un fanatico del triatlón. No es casualidad que me halla tocado un participante de la 312 en el asiento de al lado, creo que medio avión esta ocupado por ciclista. 

Aterrizamos y me acoplo al coche que han alquilado los Ramones (su compañero también se llama Ramón) de entrada le noto cara de sorpresa a autoinvitación a compartir el trayecto de ida, pero creo que se dio cuenta que no llevo mal rollo y nos vamos para Alcudia, la verdad es que me ahorro un trayecto de bus que no me apetece demasiado. La conversación en el coche no puede ser de otra cosa que no podéis imaginar, siempre se despiertan nuevos horizontes y aventuras cuando compartes tu mundo con personas nuevas, aunque primero tenemos que acabar la que nos ha traído hasta aquí...

Según la organización los 6500 participantes se dejaran en a Mallorca unos 15 millones de euros. No está nada mal...

La marcha se puede catalogar de recomendable, sobretodo su primera mitad la segunda parte no es muy atractiva y si le sumas la fatiga física que te obliga a ver las cosas con una euforia más comedida el resultado es que la segunda parte es fea.



Los primeros kilómetros se consumen bien fríos, no molestan los manguitos ni el chaleco hasta bien pasados los primeros cien kilómetros. Mi primer error ha sido no estudiarme el recorrido y organizarme el avituallamiento, no llevo nada de comida y solo medio bidón con agua del grifo hasta llegar al kilómetro 96.

La sorpresa del día ha sido sin duda el encuentro de Joseba Beloki y Miguel Indurain en un pelotón que nos engullía por detrás, la conversación entre ambos me hace girar la cabeza para ver que dos monstruos del ciclismo están ha escasos metros de mi. Es cierto!? Pero si aún no estoy apajarado! Aunque tampoco estoy muy lejos de caer, es el kilómetro 80 y aún no he comido nada.
Me acoplo a ese grupo aunque me cueste la marcha,  no los puedo dejar escapar. Aprovecho un momento que Beloki se separa para hacerle viajar en el tiempo y recordarle donde le conocí, eso nos lleva al año 91 aprox, el  irrita en categoría amateur, ya destacaba, sobretodo porque no se le manchaban las manos para ayudar a su masajista Juan Carlos a subir la camilla y las neveras. Cosa que no puedo decir de los míos, la educación del esfuerzo y la humildad da buenos frutos, como ejemplo Beloki. 
Bajando el puerto después del segundo avituallamiento sigo estela de Miguel, baja bastante inseguro por una carretera de firme irregular, a lo lejos veo un desvío de las marchas corta y largas, ostras se esfuma mi oportunidad de saludarlo, pero no! Continúa por la opción larga, pensaba que vendría invitado y a la que cumpla con el expediente se sube al coche, pero parece ser que se a cascado los 312 km. Mi conversación con el ha sido corta en tiempo infinita en el recuerdo. Me sabía mal molestarlo, pero el humildemente me invita a ha lar con el, es. As me pregunta cómo va todo y me disparo. 
En una Volta a Catalunya con salida en Bellvitge yo fui con amigos de la penya Madurga, le confieso a Miguel que entonces yo iba a ver a Pedro Delgado, y con una carcajada me responde, "entonces tú eres del otro lado". Yo estaba situado al otro lado de la parrilla de firmas, lejos del mogollón y veo como entra Banesto reluciente con Perico como estrella, justo en ese momento me doy la vuelta para irme y al cruzar la carretera me encontré de cara con Miguel, entre el tráfico de los coches aparece el esquivando a los coches y al acoso del público, ese mismo día me cambie de lado, sonreía Miguel, y como quizás no volveré a tener otra oportunidad del saludarle rompo con mi timidez para saludar a quien es para los ciclistas un John Lennon para los músicos. Pocos kilómetros después otro ciclista se me cruza y me voy al suelo perdiendo su estela. 
En el a avituayamiento del km 135 me quedo solo, sin encontrar un grupo uniforme hasta la intersección de la corta, pero estos van muy rápidos y me caliento, demasiado para mí estado, esto lo pagaré más tarde seguro.
Rodando me defiendo con técnica pero cuando hay recurrir a la potencia me descarto de la partida con mucha facilidad y voy perdiendo todos los grupos que enlazan por detrás, en el penúltimo avituayamiento tengo que reposar para intentar ingerir algo, como de costumbre mi estómago se cierra y no consigo alimentarme. Con juegos psicológicos voy consumiendo kilómetros hasta el ultimo avituayamiento donde no pensaba parar, comer me resulta imposible pero para mi sorpresa una bandeja con con cerveza se cruza en mi camino. Nada podía sentarme mejor, de un trago y sin respirar este líquido me neutraliza todas las extrañas sensaciones de mi estómago y como el que deja un lastre atrás me pongo a pedalear como un loco a meta, el ambiente del grupo que va engordando a medida que nos acercamos es de final de etapa de una gran clásica, tensión, nerviosismo, todos hacen demostración de las pocas energías que nos quedan.
Llegada a meta sin más pena ni gloria, aunque muy satisfecho del logro.

De la prueba mejoraría su segunda mitad, algo rebuscada y peligrosa por la calidad del pavimento. La primera simplemente espectacular, la organización buena, muy buena.


23 de marzo de 2017

Etapa 13 El Colmenar Jimera del Libar 36 km +966 mtrs

Esto se acabó!!! Se acabó también el dolor de culo, las subidas, las bajadas sin freno trasero, la lluvia, el sol, el listo del frío colándose por las juntas de mis ceñidas prendas de ciclista, la regeneradora ducha caliente, los WhatsApp para informar al los colegas con la intención de generarles la envidia suficiente para que se animen a copiar una aventura similar, se acabó para empezar otro proyecto.
Acaba la actividad y empieza el recuerdo, archivo  automáticamente los recuerdos que he vivido estos días, seguramente no lo olvidare gracias a la ayuda del blog, mi memoria es justa incluso para recordar todos los detalles que han despertado mi interés. Sintetizo todo en una sensación, en un sentimiento, al que recurría mi memoria para recordarme que hay muchas cosas por las que merece la pena escaparse.
Decidido plegar en la estación de Jimera de Libar por dos motivos de peso, una, que hay estación para volver a Granada, dos, que después de una larga charla con Maria Luisa, propietaria del restaurante donde he parado para comer algo para continuar, la charla ha sido tan enriquecedora y mis fuerzas tan escasas, que no ha faltado más argumentos para decir fin.
1.385 km y un desnivel positivo de 21.555 mtrs. o algo así como 106km y +1.658 mtrs al día.
No penséis que la aventura se ha terminado, aún quedan sorpresas por venir, felizmente me cambio de ropa para ir hasta Granada en tren, pero RENFE siempre te guarda una sorpresa. Tiene una línea hasta Granada donde se puede llevar la bicicleta, pero como esta de obras, el trayecto de Antequera se realiza en autocar, ningún problema salvo que en estos autocares que pone a disposición RENFE está prohibido llevar bicicletas, no deja de ser curioso... 
Total que ha pedalear hasta Antequera centro, eso es igual a recorrer 16km a la puesta de sol y buscar alojamiento para mañana coger un autocar, romántico, verdad!

Las cuentas 
Desayuno 4,00€
Tapas 3,00€
Comida 20,00€ Sopa, lasaña verduras de la huerta Macarena
Tren 12,25€




22 de marzo de 2017

Etapa 12 Algeciras - Colmenar 104km +1896 mtrs

Me alejo de la costa con ganas de adentrarme en un entorno más tranquilo y solitario, poco a poco me voy dando cuenta que es así, sobretodo a la salida de Jimena de la frontera. 
Decididamente este viaje llega a su fin, las fuerzas flaquean y empiezo a añorar la familia. Demasiados pensamientos me desvían de lo que me trajo aquí, lo que quiere decir que he conseguido uno de los objetivos.
En el Colmenar se vive ese ambiente singular del interior, los personajes son más relevantes, existen marcadas diferencias entre ellos, salvo que el traje oficial de los hombres es el militar, por el resto son dignos de observar. He ido a parar al meson "Las Flores" El trato es excelente y natural.

Las cuentas 
Super, comida+pilas+merienda 12,07€
Cena 22€ (sopa-carne mechada, calamares y flan)
Dormir 20€ 

21 de marzo de 2017

Etapa 11 Zahara de los Atunes - Algeciras 76km +1375 mtrs.

Hoy ha sido un día algo extraño, mis piernas no respondían a los impulsos eléctricos de mi cerebro, quizás porque hoy pensaba más en el aniversario de mi enano. Los añoro y tengo tantas ganas de verlos como de hacer este viaje, aunque bien es cierto que ha momentos se pasa por mi mente valorar la situación, estoy en una fase donde ya he cumplido con el objetivo del viaje y de una forma cíclica poco a poco vuelvo al origen, es decir, ahora empiezo a tener ganas de volver al trabajo a centrarme en proyectos laborales aprovechando la carga mental y espiritual que me han dado los mil doscientos kilómetros que se han comido mis piernas para equilibrar mis neuronas, por supuesto no me faltan ganas de estar con los míos, volver a la rutina para tener ganas de liarme en otra despistada locura.
En los próximos días decido que hacer, de momento el tramoyista de esta obra no deja de sorprenderme con sus decorados.
El recorrido de hoy ha sido variado. Me ha sorprendido especialmente ver la costa africana al otro lado, tan cerca separados por el tráfico de mercantes...

Las cuentas 
Almuerzo súper 6,00€
Chino 15,00€
Hotel+desayuno 53,00€ Hotel Aura (no hay sitio para bicis)

20 de marzo de 2017

Etapa 10 Sanlúcar B. Zahara de los Atunes 144 km +941mtrs

Lo primero y obligatorio hoy es un lavado a fondo de la bici, tiene arena y sal hasta el tuétano.
Lo mismo le sucede a las zapatillas hoy las voy a llevar sin poder apretar los cordones, se han estropeado los tancadores de última generación, y mis pastillas de freno trasera están a cero, supongo que la arena también ha hecho su trabajo, que ha sido básicamente romper todo lo que ha podido. 
 Nada especialmente te destacable al recorrido de hoy, al margen de las Salinas y del tramo de pinares justo antes de Barbate el resto ha sido muy aburrido en lo que a fotografía se refiere. Mi intención hoy era llegar a Facinas para cenar con Juanlu y me explicara su viaje a Patagonia, pero al no contestar al teléfono y el esfuerzo del día ya era para tenerlo en cuenta he decidido parar en Zahára de los Atunes.

Las cuentas

Lavado bici 1,00€
Super 3,40€ merienda
Dormir, cena y desayuno 88,30€  

19 de marzo de 2017

Etapa 09 Calaña Sanlúcar de Barrameda 153km +1522 mtr

Soy pesimista a que el paisaje me sorprenda hoy, pero nunca hay que avanzarse a los acontecimientos, si que es cierto que han habido ciertas intermitencias que me me hubiese ahorrado, pero no ha dejado de sorprenderme el recorrido de hoy.
Y como dice el refrán, he roto el saco, el tramo de Matalascañas hasta Sanlúcar discurre por la playa de treinta kilómetros, preciosa forma de acabar una jornada, el sonido de las olas, las gaviotas, la luz del atardecer da un color especial a la arena, la misma que no me dejaba avanzar adecuadamente, se ha convertido en una pesadilla, a tramos andando y otros luchando para que no se hundan las ruedas en la arena, a ratos creo leer la dureza del suelo por aspectos que considero empíricos, pero la realidad es que solo es coincidencia, por suerte no todo el recorrido es así y ha mejorando en su parte final.
A todo esto una romería de tractores y todoterreno me avanzaban por la arena, yo estoy algo desconcertado, yo inmerso en una lucha titánica por no pasar la noche sin comida ni abrigo a orillas de Doñana y la gente pasa a tu lado como si fuese yo el bicho que molestaba, mucho alcohol corre por esos salpicaderos y mucho postureo, gente haciendo paradas expresas para enseñar su atuendo rociero, lo que más me llama la atención a banda de la poca hospitalidad, son las botas de caña alta, sus chalecos y sus boinas, aires chulescos expuestos en medio de la playa de un modo inocuo, supongo que deben estar cansados y paran para que les de el aire. Lástima de esta coincidencia que ha roto toda la magia del momento...
Curiosamente en la población del pescado fresco, he ido a un italiano a cenar, cincuenta y cinco kilómetros antes de acabar la etapa ya sabía que quería cenar, sobretodo después que no me dejará entrar al restaurante de camping Doñana para comer por no ser campista, en la puerta del mismo me como con cierta resignación y estupefacción, me gusta esta palabra, "estupefacción" joer! Como suena, pues eso me como una barrita de cereales y un dado de chocolate puro, pero lo que más me alimenta es oír a mis pequeños al otro lado del teléfono, veis como viajar solo es difícil.
Al cruzar en la barcaza unos jóvenes me prrguntan que estoy haciendo, su curiosidad no parece propia de los ricieros, son jóvenes que están rodando una película, ahora no recuerdo quién es su jefe, pero la conversación a sido agradable.

Las cuentas

Agua y sandy en el chino 2€
Pensión Bohemia 26€
Cena da Francesco 17€
Helado menta Toni 2,5€