20 de agosto de 2018

Vuelta al la go Constanza con niños

Ultimamente cuelgo las actividades sin demasiado énfasis en conectar con la parte filosófica.
Esto se debe básicamente a la falta de tiempo, mantener y maquillar estos contenidos conlleva un trabajo extraordinario que yo no dispongo actualmente.


La ruta es ideal para hacer con niños, así me lo dijeron y así a es. Al no llover ni un solo día la ruta se presenta dócil y simpática, no hay desniveles ni muchas fuentes.
Zonas de baño y parques infantiles se salpican para que nuestros peques no lleguen a encontrar aburrida la ruta.

El unico inconveniente que encuentro son los tramos compartidos con vehículos, todo y que el respeto por el ciclista no es comparable con nuestra cultura salvaje del volumen, hierro, grande, gano por mis h....He pasado algún apuro, ninguno de los dos sabe frenar con soltura.

Carla ha aprendido a cambiar de marchas aquí y Nil ademas está aprendiendo a frenar con ciertas garantías.

Logisticamente hemos optado por dormir cada noche en la furgo, Me daba la vuelta para deshacer el camino y llevarla hasta el último punto, así sucesivamente. En la alforja solo llevamos comida, toallas y unos chubasqueros.

Las etapas se realizarón en seis días, Empezando en Constanza al día después de visitar la isla de Mainau, un bonito jardín botánico con zona de juegos para los peques.



Hay muchos campings y cierran pronto, no valláis con el rollo spanish. (De haberlo sabido hubiese llevado tienda de campaña para hacerlo mas autentico)

Pense en que no había muchos camping y no quería forzar a los peques a sufrir para llegar a algún sitio obligado.






Bañito de última hora

Paisaje domesticado por el hombre

Carla aporta un toque original a su avituallamiento 


Premio final de etapa, el helado...

4 de agosto de 2018

Descenso del Nervión y Leze.

Estrenamos mes con una actividad de las que etiquetan etapas, si, de aquellas en la que se referencia acontecimientos antes de...después de...

La mayor paliza se la ha llevado Esteban, se ha cascado los cerca de 600 Km para dejarnos dormir en el suelo del aparcamiento que hay en el centro de interpretación.

En esta ocasión hemos traído a un artista invitado, hacia mucho tiempo que no compartíamos una actividad juntos. Los diferentes niveles no llevaron por diferentes caminos pero la conexión no se pierde jamás.

En este enlace podréis ver información detallada por Esteban que a nivel de logística no puedo competirle, así que os dejo sus comentarios para los que queráis repetirla...

Yo solo puedo decir que no es una actividad para iniciarse en el descenso de verticales pero tampoco es como he visto en videos que hay paseándose por YouTube, donde creo que se exagera un poco.

El video sin mucha información técnica pero a mi me mola verlo para recordar.


12 de mayo de 2018

Estels del Sud

Este magnifico recorrido me vuelve a llamar, esta es mi tercera visita.
Desde mi lesión en la rodilla son pocas la excursiones a pie que realizo y elijo con excesiva cura los esfuerzos a los que voy a someter a mis piernas, pero esta siempre tiene un relación especial con mi interior que me invita a sufrir.

Fernando es el instigador de la movida, sus ganas me han empujado a acompañarlo gustosamente, quería sopa y se la comió, se la comió  con lluvia, viento y frío, agotando las horas que nos brinda el sol para recurrir al frontal. La aventura que ofrece la innecesaria planificación de las cosas nos llevo a improvisar en ultima estancia, la abundante solidaridad de las gentes de esta tierra nos salva de una incomoda noche.

El sábado comimos de caridad, dormimos casi de acogida y el domingo no comimos como se debería. Pero eso se olvida como se olvidan los kilómetros en las piernas, esa demencia selectiva a quedarte solo con lo bueno, Arce, Acebo, Pataquetes... Hace que volvamos repetir aunque caigas en la casilla de la muerte

La celebración de la ruta en versión deportiva no nos enturbió la cotizada sensación de tranquilidad.  









Menu del desauciado;
Hamburguesa completa con huevo
Patatas bravas
Croquetas
Ensalada para darle color a la ingesta
Y
Cervezas para regenerar el alma.
La aventura nunca se acaba quitándose las zapatillas, sin gasoil a la una de la madrugada.

13 de marzo de 2018

Cada vez que pienso en una escapada en bici me sube el pulso, aunque no será este el gran viaje de mis sueños si que aporta condimentos para realizar un buen plato.


Etapa 1 St Climent de Llob. a Selva del Camp 120km +2200mtrs

Empieza el viaje y no lo empiezo solo como tenía previsto, pero en la casa del señor cabemos todos. Jesus alías “Polvorilla” es un personaje peculiar de los que se le espera cualquier cosa menos aburrimiento, me alegra que venga y espero alegrarme cuando lleguemos a destino. Los días duros que están por venir, que seguro que vendrán, nos pondrán a prueba, la amistad de un día ya se como es, y también se como saltan los resortes cuando se fuerzan las máquinas.
Martes trece y con lluvia, no parece el mejor día para empezar esta particular cruzada. Pero como tengo ganas de aventura interior no veo motivos para aflojar.
El viaje está concebido principalmente por el camino natural del Tajo, en un Frankenstein de tracks enlazaremos desde la puerta de mi casa hasta Lisboa, algo más de 1.700 km por pistas de tierra.
Las cartas están en la mesa, vamos a ver cómo se nos dan las próximas mangas...
Esta primera etapa tiene trampa, el recorrido llega hasta la población de Selva del Camp y desde aquí salta a Arbolí gracias a Alberto que nos recoge y cobija en su casa.
Siempre es agradable compartir momentos con Alberto y familia, bueno, en este caso ser invitado.















Etapa 2 Arboli a Rasquera 80km +2160mtr

Con Alberto no hay despedida, es un “hasta luego”

Etapa 3 Rasquera-Alcañiz 90km +1000mtrs

Madrugamos para no coincidir con el propietario de la improvisada habitación, aunque no hemos hecho nada malo pero es mejor no forzar situaciones, Diana a las 6:00h y en marcha envueltos en la humedad y frío con la nostalgia de perder las lagañas que pretenden afincarse en nuestras caras, pero un par de subidas nos sintonizan en los canales de la realidad. Un croasant en Benifallet sirve para engañar al hambre para pedalear por terreno amigo de la vía verde de la Tarra Alta hasta territorio Terolense donde seguiremos indicadores de la vía Del Valle de Safán.
Etapa rápida que nos planta en Alcañiz sobre las 13:00h donde
Nos preparamos un bocata de sardinas al más puro estilo bicigrino. 
El culo me duele como si fuese la primera vez que voy en bici y mañana más!!

Etapa 4 Alcañiz - Cuevas de Cañart  64km +1797m

Salida fresquita de Alcañiz y despedida acogedora de Pablo, quien amablemente tras unos largos segundos de reflexión decidió acogernos ayer en su pensión (Los Calatravos) estaba ultimando las reformas para la próxima temporada.
Hoy ha costado poner a punto las piernas, los mecánicos no encontraba la conexión con el piloto y los reglajes no han sido muy acertados. 
Día de subidas mantenidas sin ser excesivamente duras.
Llegamos a Cuevas del Cañart con tiempo suficiente, pero para nuestra sorpresa la pensión está a tope y tenemos que esperar tres horas para que nos entreguen una casa rural que está libre. Aprovechamos para visitar el pueblo, eso si, solo la parte de abajo, si vais lo entenderéis.
Un arroz hervido como merienda y espagueti de cena han llenado de carbohidratos estos maltratados cuerpos..

Etapa 5 Cuevas del Cañart a Pitarque 35km +1200mtrs

Salimos mentalizados a subir y no tanto a sufrir lluvia,nieve y frío. 
Este fenómeno llamado Gisela nos ha obligado a refugiarnos en una chabola que hemos encontrado justo al coronar el primer desnivel positivo de la jornada, cuatro paredes e incluso un fuego que ahumaba lo mismo que calentaba no ha servido para evitar un episodio épico contra los elementos. No obstante nada ha podido evitar que nuestras bicicletas se convirtieran en pequeños aperos de labranza, llevándose a su paso el pegajoso barro. Suerte que a pocos kilómetros enlazamos por carretera hasta Pitarque final improvisado para la etapa acortada para hoy.
Baño y cena regeneradora en el hostal donde vemos cómo se suceden los diferentes fenómeno meteorológicos mientras secan nuestra prendas al calor de los radiadores. A la cama nos llevamos unas judías verdes salteadas con jamón, un plato típico no muy apropiado para enemigos del colesterol y una deliciosa trenza de postre.

Etapa 6 Pitarque - Cedrillas 80km +1800 mtrs
Hemos conseguido un recorrido muy chulo que va integramente por carreteras tranquilas salvando las cumbres cubiertas por la nieve. Frío por los cuatro costados y sensaciones térmicas algo incomodas.
El paisaje precioso en su primera parte se pueden ver multitud de formaciones rocosas que invitan a la aventura vertical. Más adelante el las proximidades de Fortanete se abre paso a un paisaje de alta montaña donde podemos ver alguna cabra salvaje y bosque de altura. Nuestra llegada a Cedrillas ha sido poco decidida pero a medida que descartamos opciones al lado de un té caliente vemos que la mejor es quedarse allí, mañana nos daremos cuenta de que hemos acertado la quiniela...

Dormir 55,00€
Cena a base de bocata, ensalada y una tapa 26,00€

Etapa 7 Cedrillas - Albarracin 74km +1170mtrs

50 km sin comer nada de nada bajo un frío intenso, he negociado el dolor de mis dedos hasta llegar al bar de Celadas donde no encontraréis hospitalidad ni magdalenas... supermercado en Cella donde hemos repuesto combustible, ya no podía tirar un kilómetro más sin comer. Eso si, a la sombra de un día que amenaza lluvia y solo acompaña el viento, sabéis que el viento solo va en una dirección! Y sabéis que es la contraria a la de tu rumbo! Pues que sepáis que eso es así.
Llegamos al albergue de Albarracín bajo nuestras capuchas. Es una etapa que podría estirarse un poco pero el clima la ha endurecido lo suficiente como para seguir pedaleando. El tiempo cambiante y

Etapa 8 Albarracin Villar del Cobo 33 km  +1200 mtrs 

Otra etapa adaptada a la meteorología, una cosa es querer y otra poder, claro que podríamos hacer más titánica la jornada, pero tampoco es cuestión de salvar el mundo y menos el primer día de primavera...
Hoy he tenido que recurrir a las bolsitas calefactantes para llevar las manos un poco protegidas, la s guantes son buenos pero no soportan los -6°C y un viento que elevaba la sensación térmica a -11°C.
Nada mas salir hemos visto que el esfuerzo físico no va a ser el problema.
Al llegar a Frías de Albarracin una patrulla de la guardia civil salen en nuestra búsqueda y nos detiene para informarnos que en lo alto puede haber nieve, y lo curioso es que tenían razón, quien nos Iva a decir que tanta.
Dentro de las dificultades y la impotencia de poder marchar al ritmo deseado se añade el intenso frío, pero todo se desvanece cuando el paisaje junto a la mirada más interior, esa incrédula de niño, solo vemos fantasía, naturaleza salvaje y soledad. Únicamente el paso de varios rebaños nos rompen la sensación de ser dueños temporales de aquel lugar.
Nuestra llegada a Villar del Cobo ha sido como entrar en un Oasis, Chocolate caliente, magdalenas y mucha hospitalidad nos han devuelto al planeta tierra, eso si, la piscina está cerrada....


Etapa 9 villar del Cobo - Poveda de la Sierra 80km +1341 mtrs 

Salimos de Villar del Cobo con la sensación de dejar atrás a una hospitalaria y cercana familia que en poco tiempo han sabido ganarse nuestro cariño, no han tenido que esforzarse para ello ya que su naturaleza les empuja a hacer como sienten.
Evitaremos por carretera las pistas nevadas, pero no penséis que la carretera va a ser una escapatoria fácil, tramos de nieve acumulada y fuertes rachas de viento hacen que mantener el equilibrio no sea tarea fácil. Por suerte vemos a lo lejos como la locomotora de la salvación barre la nieve para pedalear a capricho.
Hoy las bajas temperaturas y el viento han llevado mis manos al extremo, salvado por las bolsitas de Jesús, todo

Etapa 10 Poveda de la Sierra - Trillo 105km +2400 mtrs

Por suerte la tentación de la vida cómoda no ha podido doblegar nuestro espíritu aventurero, quizás nos hubiésemos ahorrado duros kilómetros a pie arrastrando con desgana nuestras pesadas bicicletas, quizás nos hubiésemos ahorrado tramos de pegajoso barro, quizás... pero no viajo en bicicleta para adaptar los caminos, paisajes y experiencias a mi medida, vengo para ver si soy capaz de adaptarme y aprender de ellos.
Mi camino se ve con una lente de un color azul, nada que ver con la lente que ven otros, me creo que la mia sea mejor, solo digo del color que lo veo yo, cada uno puede escoger la lente y disfrutar, lo malo es que cojas las lentes con las que los demás te van a ver a ti, entonces, entonces no viajas, sufres...
Hoy lo he pasado relativamente mal, la falta de lugares para avituallarnos me han pesado, por si no lo sabéis, soy de más bocata y menos barritas. Pero hoy nada de nada. 
Hoy el desayuno parecía robado de la jaula de los mandriles, dos plátanos y dos kiwis y a pedalear, aunque puede parecer extraño no hemos encontrado ni tus datos

Etapa 11 Trilllo Zorita de los Canes 89km 1200 mtr

Una etapa sin especial emoción salvo el bocadillo de tortilla de atún adobado con la conversación de los lugareños. Desnivel negativo y pedaleo cómodo que nos aleja de las temperaturas impropias de la primavera con un ligero remojón a escasos seis kilómetros de nuestro destino. Reconozco que no me hubiese importado pedalear un par de horas bajo la lluvia pero hemos sucumbido ante la bonita estampa de la muralla árabe del siglo IX y el presumible calls de una ducha caliente. 
La cena es espectacular como la cuenta, demasiada calidad para unos pobres bicigrinos...
Desde la distancia recuerdo a mis pequeños con mucha nostalgia, son el único motivo que entristece este viaje...

Etapa 12 Aranjuez -111km +1160 mtrs

Duro día de trabajo con el lomo arqueado para resistir las bofetadas de viento que no ha cesado ni un solo minuto en todo el día. Noticias trágicas alrededor de este día en la comunidad de Madrid. El paisaje no ha ayudado a ver pasar los kilómetros, canteras y extensiones de terreno estéril.

Etapa 13 La Puebla de Montalban 105km  +850 mtrs

Algo más entretenida pero sin mejorar a la precedida etapa. Destacar el paso por Toledo y la zona de las Barrancas de Castrejón, unas formaciones de tierra erosionada que me recuerdan a las Bardenas Reales. Otra actividad de entretenimiento es contar la multitud de conejos que vamos asustando a nuestro paso.

Etapa 14 El Puente del Arzobispo 113km +480 mtrs 

Primer día con clima primaveral, empezábamos a pensar que los dioses estaban jugando con nosotros. Guantes, gorro y polainas al fondo de la mochila para pedalear libre.
Acompañando a la temperatura van fotografías y miradas perdidas entre el azul del cielo y el verde de campos de linde infinita, al fondo siempre presente la nevada sierra de Gredos nos invita a imaginar aventuras blancas.
El paso por Talavera  nos deja otra nota para visitar con más calma, en esta misma población hacemos una parada para repostar combustible. Seguimos hasta alcanzar otro punto curioso como es la via verde de la Jara, un proyecto ferroviario que nunca prospero.

Etapa 15 “Toril” 116km +1950mtrs

Preciosa etapa que desde inicio hasta el final no defrauda en absoluto.
Después de tantos días pedaleando y amasando nuestro ego con el infinito camino, se nota ligeramente una conexión con el entorno, el paisaje se hace visible y los kilómetros fluyen sin necesidad de hacerlos, es en este justo momento cuando todo el esfuerzo tiene sentido, cuando no esperas el premio y la remuneración del público sale  las auténticas obras de arte.
Todo lo demás son cifras, solo cifras. 
Cuando eres capaz de entender, respetar las cosas mas insignificantes, es cuando puedes dar un pequeño paso más. Este mismo paso que ganamos se minimizará en el momento que nos engulla el día a día de la sociedad App, porque nuestro destino se encamina a ver un mundo pixelado con acciones propuestas por la voluntad de una red social o una maravillosa aplicación.

Etapa 16 Garrovillas 96km +1300

Hoy nos adentraremos en el parque natural de Monfragüe, el cual ya conocía, y no por ello deja de excitarme. Lo primero que llama la atención es la multitud de gente que se deja caer por aquí para observar aves, son muchas las que surcan estos cielos.
Un despiste y supuestamente un error en el track nos regala unos kilómetros y metros positivos de más, en algún tramo tenemos que empujar la bici por un sendero estrecho. Se suceden caminos envueltos de paz hasta llegar al tramo común con la vía de la plata. Tan solo nos cruzamos con dos peregrinos antes de llegar a Cañaveral, seguimos ahora por carretera con más subidas que bajadas para ver con sorpresa que una puerta con candado nos impide el paso por el recorrido del GR, maldecimos la acción y continuamos por carretera hasta Serrejón.
La merienda incluye chocolate con jengibre, mientras tanto búscanos otra opción para alojarnos, aquí no hay nada. Localizado el destino nos dirigimos a el mientras van preparando la habitación.


Etapa 17 Valencia de Alcantara 106 km +1923 mtrs

Nos despedimos de Joan para aventurarnos en la que será la última etapa por el camino del Tajo, curiosamente el único acceso a Portugal se realiza  por la presa de Cedillo solo los sábados y domingos, por lo que nos vemos obligados a crear una alternativa para llegar a Lisboa.
La ruta transcurre en un paisaje amable entre majestuosos pinos que dan paso en un collage de formaciones graníticas, grandes extensiones de terreno colonizado por ganadería y por innumerables puertas que seccionan las lindes de la propiedad, kilómetros de alambre nos recuerdan que no somos profetas en esta tierra. 
Salimos a la carretera y el viento es el encargado de estirar las horas. Aburrido asfalto que no sacia nuestra sed de aventura pero si merma nuestra voluntad.
Nuestra entrada a Valencia de Alcantara es silenciosa, discreta, sin glamour,  nuestras caras son la imagen de la fatiga. Solo el calor de una ducha nos devolverá a la casilla de inicio.
Etapa 18 Ponte de Sor 108km +1100

Etapa cien por cien alquitranada bajo la lluvia.
Nos adentramos en Portugal en un día frío y tras treinta kilómetros pedaleamos vemos un súper para hacer nuestro bicigribocata, hoy toca bocadillo de jamón cocido con queso Gouda y humus untado en el pan, fresas y un yogurt natural, rico, rico!
No hemos terminado de hacer el bocadillo y ya empieza a chispear, no nos hemos comido el bocadillo que empieza a llover intensamente, dios! Que pereza da ponerse en marcha,  aprovechando un claro nos refugiamos bajo nuestras chaquetas y nos vamos a sumar kilómetros, se alternan episodios de tímido sol y rabiosa lluvia.
Sin saber cómo vamos acercándonos al destino previsto para hoy.
Tenemos que reconocer que la suerte está de nuestro lado, en las embestidas más fuertes hemos podido refugiarnos bajo alguna protección. Lo sé! Suerte es que salga el sol todo el día de una forma moderada, pero para los que somos optimistas cualquier cosa ya sirve...
Llegamos a Ponte de Sor bajo el último castigo de la madre lluvia y tras una larga espera bajo el toldo de un comercio nos dirigimos al Hotel, en este caso no reparamos en gastos y nos tiramos al ruedo. Convertiremos la habitación en un secadero improvisado de ropas húmedas y malolientes. Mas tarde le toca el turno a la cena, y lejos de darnos un festin con productos típicos de la tierra vamos a parar al punto mas cercano que no es otro que un puesto ambulante de Telepizza. Lo sé, con lo bien que se come en Portugal.


Etapa 19 Lisboa 151km +551mtrs

Como final de fiestas la tirada más larga, por carretera y con el único objetivo de llegar a Lisboa sin romanticismos ni envoltorios, al grano.
Curiosamente los cuerpos activan protocolos que parecen estar programados, se acaba la fiesta y se desconectan...curioso! Lo digo porque hoy han salido a relucir unas rozaduras y erupciones en toda la zona de contacto con el sillín o dicho de otra manera, tengo el culo escaldado...que si tuviese que volver a pedalear mañana tendría serios problemas.
 La pasada noche dormimos en uno de los hoteles con más glamour de toda la ruta, esto nos ha servido para secar bien toda nuestra ropa, dormir plácidamente después de una cena poco inmersa en la gastronomía portuguesas pero si muy regeneradora (Telepizza). El desayuno continental y un par de avituallamientos han hecho que la ruta sea muy placentera.
Lo peor está por llegar y eso que hemos tenido mucha suerte, tanta que la mejor previsión nos obligaba a visitar un par de días Lisboa. Viajar en transporte público con bicicleta está muy penado, primero por la falta de información de las propias compañías, ellas son las primeras que no conocen sus propias limitaciones y suelen engañarnos para luego vernos obligados a improvisar soluciones, trenes donde no se puede llevar bicicletas, trenes donde si se puede pero el revisor no ayuda a facilitar las cosas, a menudo me pregunto si estamos ya en Europa. 
La otra opción es el autobús, pero tampoco ha sido fácil, por internet no podíamos comprar el suplemento bici, por vía telefónica “902” se contradicen diferentes operadoras y en ventanilla de la estación no son capaces de darnos solución a estos artilugios que llevamos que se inventaron antes que los trenes y autobuses que las tienen que transportar.
 Pero como he comentado al principio hemos tenido mucha suerte, y una compañía portuguesa nos lleva con bicicletas hasta Madrid, eso si! no tendremos tiempo de celebrar nuestro viaje a lo grande, salimos en una hora. Nos ponemos a embalar bicicletas y cambiarnos de ropa al mas puro estilo Superman.
Una vez en Madrid  compraremos los billetes hasta barcelona, tan solo quedaban tres plazas libres.



13 de octubre de 2017

La magia de Montserrat

Puede parecer extraño e incluso paranormal, pero la magia de Montserrat existe.
Está dentro de nosotros, ella solo pone el escenario para sentirnos insignificantes dentro de su laberínticos pasajes, sus formas únicas nos despiertan los sentidos que la tecnología se encarga de atrofiar, enredarse en ella es volar hasta perder la noción de tiempo, solo la fatiga física nos devuelve al mundo terrenal.



He escogido esta puerta para acceder al templo y de paso ver las modificaciones que ha realizado el patronat en la ferrata.

Tenia entendido que la intención era mejorar la seguridad de la vía. teniendo en cuenta que todas las actividades al aire libre tienen de por si un riesgo, eso sin tener en cuenta el nivel técnico y físico de cada uno de nosotros, pues dicho esto, me ha parecido que la dificultad es ahora mayor, sobre todo en su último resalte, donde ha desaparecido la cadena que ayudaba a superar este obstáculo. Ahora hay que gastar mas watios en una linea de vida tensa que dificulta y minimiza las opciones de baile con la roca, algún otro comentario que me voy a ahorrar porque estamos en modo magia.

La esfinge.

L'Elefant

Un bien escaso en esta montaña


La prenyada

Ermita de Sant Joan desde Sant Onofre

Ermita de Sant Joan 





Ruta